¿Ya definiste el estilo que le darás a tu habitación? ¿Ya seleccionaste los muebles principales? ¿Ya sabes que paleta de colores has de usar? ¿Ya tienes solucionada la iluminación? pues perfecto, ya tienes casi todo listo, si CASI porque un elemento imprescindible en el diseño de interiores son los objetos, ya sean funcionales o meramente decorativos, estos cumplen un papel muy importante en la estética del cuarto, cambiando solo los objetos puedes darle otro tipo de estilo a la habitación. Así que sin más hablar a continuación te daré algunos tips esenciales a la hora de escoger los objetos que transformarán tu habitación en el lugar ideal.

 

  1. Poco es mucho: Recuerda que la simpleza hace a los lugares más armónicos. Intenta ubicar pocos objetos en la habitación y distribuirlos de forma correcta. Guíate por los patrones; si en una pared vas a poner cuadros no la atiborres con ellos, procura mantener un equilibrio entre el tamaño y la cantidad. Haz lo mismo con los otros objetos, por ejemplo sobre una mesa de centro no pongas más de 3 objetos o ya no quedará espacio cuando necesites un posadero para tu taza de té o café.

2. Piensa en la razón: Cualquier objeto que ubiques en la habitación debe estar ahí por algún motivo. Evita poner objetos al azar porque te parecen lindos individualmente, todo lo que se encuentre en la habitación debe ser armónico. Ya sea que elijas un espejo porque lo necesitas debes tener en cuenta el estilo de este y preguntarte si en realidad combina con el resto de cosas. No olvides mantener la paleta de colores.

 

3. Materiales y colores: Ten en cuenta que los materiales de los objetos también cumplen un papel fundamental. Si tienes un mueble de madera café clara puedes pintar los marcos a utilizar del mismo color, o si tienes un sofá blanco con cojines azules y naranjas, puedes poner una alfombra con los mismos tonos. Intenta jugar con lo que tienes a mano, no tienes que ir muy lejos para encontrar la combinación de objetos perfecta, con una simple pintada puedes darle el look que quieres.

 

 

4. Todo está en los detalles: Por más pequeño que sea el objeto a emplear es importante que cumpla las características necesarias. Si pones varios objetos pequeños que cumplan con la misma estética tu habitación podrá tener armonía. Por ejemplo, si quieres un estilo vintage puedes poner unos pocos libros viejos apilados sobre una mesa, un atrapasueños colgado de algún lugar y un cuadro con marco con la pintura gastada y con tan solo esos 3 objetos cumplirás tu objetivo.

 

5.  Se creativo: Juega con lo que tengas a disposición, recuerda que las cosas se logran con la prueba y el error. No te de miedo a cambiar lo que ya tienes o deshacerte de ciertas cosas, siempre son importantes los cambios. Hazles puntadas a tus cojines, cuelga mantas de las paredes, pinta objetos que ya tengas y crea todo lo que se te ocurra que pueda ir bien.

 

Sin embargo no siempre se tiene claro lo que se quiere, puedes tener una habitación simple, sin estilo y quererle dar un toque pero sin saber cuál. Por ello te explicaré un poco como jugar con los objetos a la hora de darle determinado estilo a tu habitación.

 

Plantas: Las plantas le dan vida a una habitación, puedes distribuir pequeñas plantas alrededor o poner 2 o 3 en macetas grandes y verás la buena energía con que se recarga el lugar. Sea cual sea el estilo que elijas, una planta no romperá con la armonía de este.

 

 

Marcos y fotos: Las fotografías son un buen elemento a decorar, le pueden dar ese toque artístico que deseas, pero recuerda no abusar de ellas y procurar que tengan armonía unas con otras. Por ejemplo, si vas a colgar varias fotografías en una pared blanca puedes poner estas a color y jugar así mismo con los colores de los marcos, o si vas a ponerlas sobre una pared azul o de cualquier otro color, puedes poner las fotografías a blanco y negro y jugar con 2 o 3 tonos diferentes para los marcos que combinen unos con otros. De esta misma forma puedes jugar al momento de ubicar fotografías sobre una mesa, repisa u otra superficie.

 

Percheros: Los percheros son objetos muy funcionales y al mismo tiempo decorativos. Hay percheros de todo tipo, tanto sencillos, como tallados, de colores, modernos, etc, lo importante es que elijas uno de tu gusto y que cumpla con los estándares bajo los cuales estás decorando la habitación, procura no colgar muchas cosas sobre él o se perderá su esencia.

 

Estatuillas: Las estatuillas son un objeto decorativo que le da ese toque artístico a tu habitación, pero recuerda no abusar de ellas o parecerá que vives en un museo. Si son grandes no pongas más de una en la misma habitación y si son pequeñas con 3 basta. Lo importante es que reflejen algo de tu personalidad y de tu lado artístico, para que así la habitación tenga un toque de ti.

 

Cojines, mantas y alfombras: Siempre que uses estos 3 elementos es importantes combinar sus tonalidades. Puedes escoger 2 o 3 colores y combinarlos de diferentes formas. Si optas por cojines grandes puedes ubicarlos en el piso a forma de mueble y si optas por pequeños los puedes poner sobre los muebles. Las mantas las puedes colgar en las paredes, ubicar sobre muebles como sofás o mesas, para darle ese toque boho chic o vintage que deseas. Las alfombras las puedes elegir acorde a los colores ya presentes y ubicarlas en lugares centrales.

 

 

Estos son tan solo algunos tips con los que te podrás guiar para decorar tu habitación, pero recuerda guiarte por tu gusto y ser creativo al momento de diseñar tus espacios. No olvides jugar con lo que tienes a mano y buscar ayuda profesional siempre que la necesites.

 

 

¡Si te gustó, compártelo!

Pin It on Pinterest

Share This